Chapter

Apéndice IV. Relaciones del FMI con otros organismos internacionales

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
September 2000
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

La economía mundial ha atravesado un período turbulento durante los últimos años de la década de los noventa. Las crisis financieras y la inestabilidad de los mercados financieros obedecieron en gran medida a la mayor integración de la economía mundial y al mayor volumen de flujos internacionales de capital. En el nuevo milenio, para abordar éstos y otros problemas, el FMI colabora de forma cada vez más estrecha con otras instituciones internaciones y regionales. En colaboración con el Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio (OMC), las Naciones Unidas (ONU) y sus organismos especializados, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), la Unión Europea (UE) y el Banco de Pagos Internacionales (BPI), los bancos regionales de desarrollo y los grupos intergubernamentales, el FMI procura hacer frente a los desafíos económicos, financieros y sociales que plantea la globalización.

Enlaces con otros organismos

El FMI ha establecido varias oficinas con el objeto de desarrollar y mantener relaciones de colaboración con otras instituciones internacionales y regionales. Estas oficinas comprenden la Oficina del FMI en las Naciones Unidas en Nueva York, la Oficina Europea, la Oficina de Ginebra y la Oficina Regional para Asia y el Pacífico, en Tokio. El director y representante especial ante las Naciones Unidas, al frente de la Oficina del FMI en Nueva York, se encarga de observar y analizar la situación y las actividades de las Naciones Unidas y sus organismos especializados. La Oficina Europea, situada en París, mantiene estrechas relaciones de trabajo con los principales organismos internacionales con sede en Europa, a saber: la OCDE, el BPI y las instituciones de la UE, así como las autoridades monetarias europeas. La Oficina de París también se encarga de coordinar las actividades del Grupo de los Diez países industriales. La Oficina de Ginebra informa sobre las actividades, siguiéndolas de cerca y analizándolas, de varias instituciones, como la OMC, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) y otros organismos socioeconómicos con sede en Ginebra, en particular los que prestan atención especial al sistema financiero y multilateral de comercio. También se encarga de seguir la evolución de las cuestiones relacionadas con el comercio en la Unión Europea. Además, la Oficina de Ginebra colabora estrechamente con la Oficina Europea a fin de garantizar un análisis adecuado de las actividades de la OCDE relacionadas con el comercio.

Entre las principales actividades de la Oficina Regional para Asia y el Pacífico, situada en Tokio, cabe señalar el fortalecimiento de la supervisión que lleva a cabo el FMI en Asia analizando la evolución de los mercados financieros y facilitando el diálogo entre el FMI y las autoridades responsables de la política económica en diversos foros regionales. Esta Oficina mantiene estrecho contacto con otros dos organismos regionales: el Banco Asiático de Desarrollo (BAsD) y la Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia y el Pacífico (CESPAP), y también con la oficina del Banco Mundial en Japón. Facilita la participación del FMI en las reuniones del Grupo Consultivo de países donantes que se celebran en Asia y la región del Pacífico. Esta Oficina también constituye el punto de contacto entre el FMI y otros grupos regionales como el Consejo de la Cooperación Económica en Asia y el Pacífico (APEC), la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN), el Manila Framework Group y el Foro del Pacífico Sur (FORUM).

Las oficinas del FMI en el exterior colaboran con los organismos internacionales y regionales en una amplia gama de otras actividades. Por ejemplo, los funcionarios de las diversas oficinas asisten a reuniones y participan en seminarios y grupos de expertos, e intercambian información y documentos con otras instituciones regionales. Estas oficinas también mantienen relaciones operativas con la gerencia y los expertos técnicos del FMI en la sede.

Durante el ejercicio 2000, el FMI participó activamente en reuniones y actividades de varios grupos intergubernamentales, como el Grupo de los Siete, el Grupo de los Diez, el Grupo de los Veinticuatro, el nuevo Foro sobre Estabilidad Financiera (FEF) y el Grupo de los Veinte. El FMI es miembro del FEF, establecido a principios de 1999 por los ministros de Hacienda y los gobernadores de los bancos centrales de los países del Grupo de los Siete. Su función principal es fomentar la cooperación internacional en materia de supervisión de los mercados financieros y la estabilidad financiera internacional intensificando el intercambio de información (véase el capítulo 4). El FMI también es miembro del Grupo de los Veinte, constituido en septiembre de 1999 con el objeto de establecer un mecanismo permanente de consulta en cuestiones relacionadas con el sistema financiero internacional. Está integrado por un grupo de países que representan a países desarrollados y a economías emergentes de todas las regiones del mundo.

Relacionés con las Naciones Unidas

Los contactos institucionales entre el FMI y la ONU se han intensificado considerablemente en los últimos años y la colaboración con esta institución aumentó durante el ejercicio 2000. Por ejemplo, el presidente del Comité Provisional (denominado actualmente Comité Monetario y Financiero Internacional) y el director gerente del FMI celebraron una reunión informativa con el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) tras las reuniones de primavera de 1999 del Comité Provisional. Los miembros del Directorio Ejecutivo del FMI se reunieron en dos ocasiones con los embajadores del ECOSOC con el objeto de mejorar la transparencia de la política y las operaciones del FMI y de beneficiarse de los puntos de vista de otros organismos internacionales en cuestiones tales como la erradicación de la pobreza y el alivio de la deuda. La Oficina del FMI en las Naciones Unidas se encarga de intensificar la participación de los funcionarios del FMI en las reuniones e iniciativas organizadas por los comités y comisiones de la ONU. Coordina el intercambio de información y facilita la colaboración en ámbitos relacionados con los aspectos sociales del ajuste, el medio ambiente, el fortalecimiento de la capacidad, cuestiones de género, el desarrollo sostenible y otras cuestiones que puedan afectar a la formulación de las medidas macroeconómicas, financieras y fiscales. Esta Oficina informa al Directorio Ejecutivo del FMI una vez al año sobre las deliberaciones que celebran la Asamblea General y el ECOSOC. Las deliberaciones del período de sesiones de 1999 de la Asamblea General de las Naciones Unidas (celebrado en Nueva York del 14 de septiembre al 23 de diciembre de 1999) se centraron en la globalización y la interdependencia, el sistema financiero internacional, la erradicación de la pobreza y el problema de la deuda externa de los países en desarrollo. Se invitó al FMI a intensificar la colaboración y el diálogo con los miembros del sistema de las Naciones Unidas en estos ámbitos. Los temas del período anual sustantivo de sesiones del ECOSOC (celebrado en Ginebra en julio de 1999) fueron el papel del empleo, la erradicación de la pobreza y el adelanto de la mujer. Se instó al FMI a redoblar sus esfuerzos por reestructurar el sistema monetario y financiero internacional, a fin de reducir la futura inestabilidad del mercado y reforzar los sectores público y empresarial mediante la amplia divulgación de normas operativas convenidas a escala internacional.

Relaciones con la Organización Mundial del Comercio

Desde que el FMI y la OMC firmaron el Acuerdo de Cooperación en diciembre de 1996, la coordinación de las actividades de ambas instituciones ha seguido creciendo. Se ha invitado a la Secretaría de la OMC a participar en calidad de observadora en las reuniones de la Comisión de Enlace con la OMC y en ciertas reuniones del Directorio Ejecutivo. El FMI continúa colaborando con la OMC en los debates del Comité de la OMC sobre Restricciones de la Balanza de Pagos relativos a las consultas con los países miembros. El 30 de noviembre de 1999, los máximos responsables del FMI, el Banco Mundial y la OMC dieron a conocer una declaración conjunta ante la Tercera Conferencia Ministerial de la OMC en Seattle, en la que se reiteró que los tres organismos seguirán colaborando estrechamente, y con los gobiernos de los países miembros, a fin de aumentar la coherencia en la formulación de la política económica. En la declaración también se hizo hincapié en que, en negociaciones futuras de la OMC, la cooperación institucional se centrará en respaldar las necesidades de los países en desarrollo, sobre todo las de los países más pobres del mundo.

Colaboración con el Banco Mundial

El Banco Mundial y el FMI—instituciones que fueron establecidas ambas en la Conferencia de Bretton Woods de 1944—mantienen vínculos históricos sólidos y duraderos. En cumplimiento de lo que disponen sus respectivos Convenios Constitutivos y del Concordato de 1989 firmado entre ellas, cada una desempeña un papel importante y complementario en los esfuerzos por garantizar la estabilidad y el crecimiento de la economía mundial. En los últimos años, el ritmo acelerado de la globalización y el mayor volumen de los flujos internacionales de capital han contribuido a una colaboración más estrecha que nunca entre las dos instituciones, con el objeto de seguir de cerca la evolución del sistema financiero y ayudar a los países miembros a reforzar sus sistemas financieros para evitar la aparición de crisis sistémicas y paliar los problemas de la pobreza y el sector social.

Una medida orientada a reforzar dicha colaboración fue la creación, en 1998, del Comité de Enlace para el Sector Financiero. En el ejercicio 2000, el CESF estableció las directrices de la colaboración entre el Banco y el FMI en las actividades relacionadas con el sector financiero. El objetivo consiste en ampliar el intercambio de información e intensificar la coordinación del programa de trabajo a fin de que puedan utilizarse de la forma más eficaz los limitados recursos disponibles. Se puso en marcha un proyecto piloto, denominado programa de evaluación del sector financiero (PESF), bajo los auspicios del Comité, en mayo de 1999. El PESF tiene por objeto mejorar el alcance y el análisis de los sistemas financieros de los países miembros mediante una colaboración más estrecha entre el Banco y el FMI (véase el capítulo 4).

Además de los programas del sector financiero, el Banco y el FMI han atribuido mayor importancia a la reforma del sector público y a las cuestiones relacionadas con el sector social. En su comunicado del 26 de septiembre de 1999, el Comité Provisional del FMI respaldó la propuesta de remplazar el servicio reforzado de ajuste estructural (SRAE) por el servicio para el crecimiento y la lucha contra la pobreza (SCLP). Uno de los componentes esenciales de este enfoque económico orientado al crecimiento es el documento de estrategia de lucha contra la pobreza (DELP). Cada país prepara dicho documento, con la asistencia del FMI y del Banco Mundial, y ambas instituciones participan en el seguimiento de la aplicación de la estrategia de reducción de la pobreza formulada por el país. El Comité Provisional y el Comité para el Desarrollo, en una reunión conjunta también celebrada el 26 de septiembre de 1999, manifestaron su respaldo a la iniciativa reforzada para los países pobres muy endeudados (iniciativa para los PPME) (véase el capítulo 5).

En noviembre de 1999 se inició una serie conjunta de seminarios de estudio del Banco y del FMI para facilitar el intercambio de información en temas de interés mutuo. Ambas instituciones celebran consultas periódicas entre altos funcionarios, participan en las misiones de una y otra institución, asisten a las reuniones de uno y otro organismo e intercambian documentos. La colaboración del personal, en materia de asesoramiento de política y cuestiones operativas, recibe el respaldo del diálogo abierto entre la gerencia del FMI y la del Banco Mundial.

Cooperación con los bancos regionales de desarrollo

Ya sea en la superación de las crisis, el alivio de la pobreza o el fortalecimiento del sistema financiero mundial, el FMI colabora estrechamente con los bancos multilaterales y regionales de desarrollo. Esta colaboración comprende la formulación y aplicación de medidas de política en el terreno económico y financiero, la divulgación de información y el intercambio de visitas del personal. En el ejercicio 2000, el FMI colaboró con el BAsD para hacer frente a la crisis en Timor Oriental, con el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) para hacer frente a la crisis en Kosovo, con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para estabilizar la situación en Ecuador y con el Banco Africano de Desarrollo (BAfD) para organizar la cumbre de jefes de Estado africanos en Gabón. Además, el personal del FMI participa regularmente en reuniones, seminarios y foros patrocinados por otros organismos regionales, económicos y financieros de África, Asia y el Pacífico, América Latina y el Caribe y Oriente Medio. Se invita a los representantes de los acreedores multilaterales a participar en las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre un país determinado en cuestiones relacionadas con la iniciativa para los PPME. Las mejoras introducidas recientemente en los programas en el marco del SCLP y la iniciativa para los PPME, con miras a fortalecer la relación entre el alivio de la deuda y la reducción de la pobreza, intensifican la necesidad de mantener la cooperación en el futuro.

Función de la gerencia del FMI

El ritmo acelerado de la globalización obliga a la gerencia del FMI a prestar cada vez más atención a la arquitectura del sistema financiero y monetario mundial. La estrecha cooperación entre las instituciones financieras internacionales ha adquirido una mayor importancia. La gerencia del FMI desempeña un papel importante en la tarea de fomentar la colaboración entre los organismos financieros, comerciales y de desarrollo. El director gerente y los subdirectores gerentes trabajan conjuntamente en la divulgación de las opiniones del FMI en muchos foros internacionales.

El 17 de mayo de 1999, el director gerente pronunció un discurso ante la Asamblea General Internacional del Consejo Económico de la Cuenca del Pacífico, celebrada en la RAE de Hong Kong, en el que analizó la forma en que los gobiernos deben adaptarse a la globalización a fin de garantizar el crecimiento económico. En la vigésimo cuarta Conferencia Anual de la Organización Internacional de Comisiones de Valores (OICV), celebrada en Lisboa el 25 de mayo de 1999, se refirió a la necesidad de fomentar la transparencia y de establecer normas en los sistemas financieros del siglo XXI. El director gerente pronunció un discurso ante la Conferencia Monetaria Internacional, celebrada en Filadelfia el 8 de junio de 1999, sobre el papel del sector privado en el fortalecimiento del sistema financiero mundial. El 5 de julio de 1999 asistió a la Reunión de Alto Nivel del ECOSOC en Ginebra, donde examinó los temas de la superación de las crisis, el alivio de la pobreza y los esfuerzos en pro de la paz. En la Junta Confederativa de la Confederación Mundial del Trabajo, celebrada en Washington el 26 de octubre de 1999, se refirió al fortalecimiento de la relación entre las políticas económica y social.

En Seattle, durante la Tercera Conferencia Ministerial de la OMC, presentó los puntos de vista del FMI con respecto a la última ronda de negociaciones comerciales. El director gerente pronunció un discurso de apertura y otro de clausura ante la Cumbre de jefes de Estado africanos en Libreville, celebrada los días 18 y 19 de enero de 2000. En la Décima Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, celebrada en Bangkok el 13 de febrero de 2000, abogó por un enfoque multilateral para hacer frente al desarrollo económico y reducir la pobreza.

Entre las numerosas conferencias, reuniones y seminarios a los que asistieron los subdirectores gerentes del FMI cabe señalar la Conferencia Internacional sobre Política de los Bancos Centrales, celebrada en Macao el 14 de mayo de 1999, el Comité Preparatorio del Grupo de los Setenta y Siete para la Décima Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, celebrada en Ginebra el 7 de junio de 1999, y la Comisión Asesora sobre las Instituciones Financieras Internacionales, celebrada en Washington el 2 de febrero de 2000.

    Other Resources Citing This Publication